Catharism

(redirected from Albigense)
Also found in: Thesaurus, Encyclopedia.
Related to Albigense: Cathari

Cath·ar

 (kăth′är)
n. pl. Cath·a·ri (-ə-rī′) or Cath·ars
A member of a Christian sect flourishing in western Europe in the 1100s and 1200s, whose dualistic belief, embracing asceticism and identifying the world as the creation of a satanic Demiurge, was condemned by the Church as heretical.

[French Cathare, from sing. of Medieval Latin Catharī, from Late Greek Katharoi, from pl. of Greek katharos, pure.]

Cath′ar adj.
Cath′a·rism n.
Cath′a·rist adj. & n.

Catharism

the beliefs of several sects in medieval Europe, especially the denial of infant baptism, purgatory, the communion of saints, images, and the doctrine of the Trinity; the abrogation of the institution of marriage; and the practice of rigorous asceticism. — Cathar, Cathari, Catharist, n. — Catharistic, adj.
See also: Heresy
ThesaurusAntonymsRelated WordsSynonymsLegend:
Noun1.Catharism - a Christian movement considered to be a medieval descendant of Manichaeism in southern France in the 12th and 13th centuries; characterized by dualism (asserted the coexistence of two mutually opposed principles, one good and one evil); was exterminated for heresy during the Inquisition
heresy, unorthodoxy - a belief that rejects the orthodox tenets of a religion
Christian religion, Christianity - a monotheistic system of beliefs and practices based on the Old Testament and the teachings of Jesus as embodied in the New Testament and emphasizing the role of Jesus as savior
References in periodicals archive ?
Lejos de las posiciones regalistas, en sus Cosas de Aquitania refiere que el rey Felipe I (1094) fue condenado y excomulgado en dos sinodos por concubinato, como tambien fue condenado Raimundo de Toulouse, por su proximidad a la herejia albigense, con la confiscacion de su reino.
El saqueo de Constantinopla (1204), la cruzada albigense (1209-1213) y la perdida de los ultimos enclaves cristianos en Tierra Santa, suscitaron un torrente de discursos sobre la legitimidad de la violencia que llegara hasta la celebre disputa Sepulveda-Las Casas en la Valladolid de 1550.
La prision debe su nombre a la calle donde se encuentra emplazada, la cual, a su vez, lo toma del convento de la orden de Predicadores que en el siglo XV fundara Santo Domingo de Guzman en su persecucion de la herejia albigense.
En la cruzada albigense las medidas represivas habrian sido aplicadas al conjunto de la poblacion obteniendo un exito dudoso.
Fue un combativo opositor de la herejia albigense, contra la cual redacto varios escritos basados en san Isidoro y san Jeronimo.
Ni un trabajo sobre la Francia de Luis IX y su cruzada contra la herejia albigense y catara.
La respuesta a las herejias catara y del amor pasion se manifestaria en la Inquisicion y la cruzada albigense, pero tambien en la sacramentalizacion del matrimonio fundado sobre <<agape>> (segun la tipologia difundida por Anders Nygren en Agape and Eros (52)), en la creacion del culto mariano y en la experiencia mistica de San Bernardo.
Significativamente, e este tambem o momento que sucede a repressao do catarismo occitanico pela Cruzada Albigense (1209-1213).
Y asi como esa frase, pronunciada o no por el religioso, ha traspasado los siglos, este libro pretende senalar que el grito de esos muertos tambien ha llegado hasta nosotros, a traves de algunos signos e incluso en el silencio que puede percibirse en Languedoc, al suroeste de Francia, la region mas castigada debido a la herejia catara, tambien llamada "geograficamente" albigense.
Segun de Rupe, Santo Domingo recibio las cuentas directamente de la Virgen Maria para ser usadas como arma de combate durante la campana contra la herejia albigense, a principios del siglo XIII.
Y Monica Marinone sostiene que: "El titulo de Vallejo se apega no solo al contexto albigense sino a estas relaciones cuya escritura cinica expande y profundiza, cinismo que brega por una vida que tome ejemplo de los animales, repudie el artificio y la convencion social (los cinicos fueron la secta del perro)" ("De cinicos y logorreicos.
En plena eclosion de las Universidades y el desarrollo de las ordenes mendicantes, la predicacion constituia una de las actividades a las que el papa presto mayor atencion, como pone de manifiesto su importante papel en la erradicacion de la herejia albigense, los excesos de los valdenses, o la legislacion emanada en el iv Concilio de Letran (1215) sobre la institucion de predicadores en cada sede episcopal.