auto-da-fé

(redirected from Auto de fe)
Also found in: Thesaurus, Encyclopedia, Wikipedia.

au·to-da-fé

 (ô′tō-də-fā′, ou′tō-)
n. pl. au·tos-da-fé (ô′tōz-, ou′tōz-)
1. Public announcement of the sentences imposed by the Inquisition.
2. The public execution of those sentences by secular authorities, especially by burning at the stake.

[Portuguese auto da fé : auto, act + da, of the + , faith.]

auto-da-fé

(ˌɔːtəʊdəˈfeɪ)
n, pl autos-da-fé
1. (Historical Terms) history a ceremony of the Spanish Inquisition including the pronouncement and execution of sentences passed on sinners or heretics
2. (Historical Terms) the burning to death of people condemned as heretics by the Inquisition
[C18: from Portuguese, literally: act of the faith]

au•to-da-fé

(ˌɔ toʊ dəˈfeɪ)

n., pl. au•tos-da-fé.
1. the public declaration and execution of a sentence imposed by the Spanish Inquisition, esp. the burning of heretics at the stake.
2. the burning of a heretic.
[1715–25; < Portuguese: act of the faith]
ThesaurusAntonymsRelated WordsSynonymsLegend:
Noun1.auto-da-fe - the burning to death of heretics (as during the Spanish Inquisition)auto-da-fe - the burning to death of heretics (as during the Spanish Inquisition)
burning at the stake, burning - execution by fire
Espana, Kingdom of Spain, Spain - a parliamentary monarchy in southwestern Europe on the Iberian Peninsula; a former colonial power
Translations

auto-da-fe

auto-da-fé [ˈɔːtəʊdɑːˈfeɪ] N (autos-da-fe (pl)) → auto m de fe

auto-da-fé

n pl <autos-da-fé> → Autodafé nt
References in periodicals archive ?
Dos siglos mas adelante, la novela volteriana se vuelve un feliz argumento de comedia musical, y su creador -Hugh Wheeler- no duda en representar, tanto el auto de fe, como las premisas falsas que hacen de nuestro planeta el mejor de los mundos posibles.
Creo que es casi necesario, para comprender la paradoja cervantina, que este lector devoto o fanatico fuera objeto de escarnio en aquel pluscuamperfecto auto de fe argamasillesco.
Teresa era amiga de Ana Enriquez, una dama noble penitenciada por errores protestantes en el auto de fe de Valladolid de 1559.
Para 1579 fue apresado y, a pesar de negar los cargos en su contra y admitir que algunos miembros de su familia habian sido condenados a muerte por judaizantes, lo sentenciaron a la pena capital, aplicandole el garrote y posteriormente quemando su cadaver en el auto de fe del 11 de octubre de 1579.
Elias Canetti, en su indispensable Auto de fe, caricaturizo con crudeza no exenta de compasion al lector--en concreto, al erudito--refugiado en su torre, escindido de la vida y del mundo, en la figura de Peter Kien, el hombre-libro, cuya tragicomedia consiste por cierto en ser "una cabeza sin mundo", un idiota cercado de libros.
Podemos verlo por ejemplo en El santo oficio (Peregrinacion a la fuente de San Isidro) y Auto de fe de la Inquisicion, de Goya.
Recordemos que en este mismo siglo XVIII, un hombre tan ilustrado como Juan Ignacio de Castorena y Urzua, compilador de la Fama y Obra Postuma de Sor Juana (1700) y editor de la Gaceta de Mexico (1722), nombrado Provisor de Indios, se inaugura el 5 de agosto de 1714 con un auto de fe a cinco indios frente a la iglesia de San Jose de los Naturales.
No solo la cultura clasica y lo atemporal tuvo asiento en la erudita biblioteca de don Lorenzo, tambien se registran varios impresos que dejan constancia de fiestas y otros acontecimientos circunstanciales en el Nuevo Mundo: Fiestas de Mexico al Conde de Salvatierra y al Marques de Villena y Obispo Palafox; Auto de Fe en Mexico, 1649; Exequias de la Reyna Margarita en Peru, Lima, 1612; Relacion del Martirio de unos jesuitas, en Paraguay, ano 1628, etc.
Moratin (Gines de Posadilla) reedito en Madrid su exornado Auto de Fe de Lograno (1610) en octubre de 1811, inspiradas algunas de las notas en los Discursos de Brujas (1611) manuscritos de Pedro de Valencia, con objeto de aportar documentacion al estudio napoleonico revisionista historico del abolido Santo Oficio iniciado en Francia por Josef Lavallee, cuya Historia de las Inquisiciones (1810) motivo un extenso comentario en la Gazeta de Madrid.
Se trata de la relacion del auto de fe celebrado en Logrono durante los dias 6 y 7 de noviembre de 1610, y que Juan de Mongaston imprimio en 1611.
El Auto de Fe de Cuenca fue--al menos asi se nos muestra en una primera mirada--una paradojica promulgacion de emociones: alegre y triste a la par, ruidoso y destemplado, desarrollado en pompas y sermones con solemne rito, escalofriante desahogo ante una sentencia inquisitorial inexorable, y todo ello sin renunciar a la severidad de un escarmiento humillante.
Tambien colaboro en las investigaciones de los casos de idolatria en 1562 que dieron lugar al auto de fe de Mani.