cabestro

cabestro

(kəˈbɛstrəʊ; Spanish kaˈbestrɔ)
n
a halter made from horsehair
[Spanish, from cabeza head; see cabezon]
Mentioned in ?
References in periodicals archive ?
El general Andres de Santa Cruz se llevaba a Bolivia de cabestro por un rumbo propio.
los versos--"Un cabestro sobre el lecho esperando un caballero
Las mujeres deben estar muy agradecidas a ese Senor, por que dice, que son unos jumentos, unas borricas incapaces de discurso, ni de raciocinio, y que deben seguir a sus maridos como una bestia sigue al que la lleva con el cabestro (62) (a).
Viendo, pues, Sancho la ultima resolucion de su amo y cuan poco valian con el sus lagrimas, consejos y ruegos, determino de aprovecharse de su industria y hacerle esperar hasta el dia, si pudiese; y asi, cuando apretaba las cinchas al caballo, bonitamente y sin ser sentido ato con el cabestro de su asno ambos pies a Rocinante, de manera que cuando don Quijote se quiso partir no pudo, porque el caballo no se podia mover sino a saltos.
Camal", en castellano general, es el cabestro con que se ata la bestia y quien mata las reses no es un matarife en el Peru.
vuelve las riendas, o el cabestro, al rucio, y vuelvete a tu casa, porque un solo paso desde aqui no has de pasar mas adelante conmigo.
Voces, risas, ladridos, mugir, rezongos, en cabestro matutino a cuya espiral el sol absorbia los ecos.
Sometida a todas las humillaciones, llevada de cabestro como un animal, atravesando todo el campamento en medio de los gritos de victoria del resto de la tropa, incitando los mas bajos instintos de abuso y dominacion, acababa de ser testigo y victima de lo peor .
Junto a el estaba Sancho Panza, que tenia del cabestro a su asno, a los pies del cual estaba otro rotulo que decia: Sancho Zancas, y debia ser que tenia, a lo que mostraba la pintura, la barriga grande, el talle corto y las zancas largas, y por esto se le debio de poner nombre de Panza y de Zancas, que con estos dos sobrenombres le llama algunas veces la historia.
Asi sucede, por poner un solo ejemplo, en la aventura de los batanes donde Sancho, que, a pesar de ser --como dice el propio Cervantes-- "medroso y de poco animo" y de estar cagandose de miedo (en el sentido literal de la expresion), echa mano de su natural recurso y "sin ser sentido ato con el cabestro de su asno ambos pies a Rocinante, de manera que cuando don Quijote se quiso partir no pudo, porque el caballo no se podia mover sino a saltos" (I, 20).
Estos detenidos, cocinandose en ese anden , vejados y pordebajeados no son cuerpos gloriosos: deben comer, dormir y hacer sus necesidades y como estas ultimas funciones no podian realizarlas en las vacenillas que no se les dieron nunca y como no podian soportar el pestilente olor debieron ser llevados de cabestro al rio Cali para que alli depositaran sus carinitos ante la mirada estupefacta de los transeuntes.
Este doble aspecto, ideologico--restrictivo--y cultural--que desborda al primero--, va a caracterizar a los mejores textos legados por el genero: aquellos que se salen, por lo menos en gran parte, del cabestro ideologico prescrito para el genero desde su nacimiento.