contagia


Also found in: Medical.

con·ta·gia

 (kən-tā′jə)
n.
Plural of contagium.
References in periodicals archive ?
Julieta Egurrola contagia su pasion por el septimo arte, sus retos como actriz para moverse del teatro a la pantalla televisiva, a la cinematografica.
Pruebas hay, y suficientes, de que la irresponsabilidad se contagia con facilidad.
Si el dolar sube, los precios de los productos importados tambien, y eso contagia a los no importados.
Edmundo, como a ella le gusta llamarle le contagia su optimismo y ganas de vivir y esa complicidad es uno de los puntales de su amor.
Su autor, filologo, contagia su entusiasmo por el valor de la palabra justa, de la sintaxis adecuada, advierte sobre los vicios mas comunes aunque no por ello desdenables y ayuda en esa siempre dificil relacion con el idioma.
Pero tampoco aqui la mera anecdota alcanza a transmitir lo que el texto contagia con precision y fluidez, como sin proponerselo, de modo que poco a poco y hasta en indagaciones realizadas muchos anos despues, el calibre de aquellos hechos, individuales y colectivos, va cobrando una honda dimension, que termina rozandose inclusive con aquel bienestar democratico de que gozaron hasta no hace mucho, como dijimos, tantos millones de europeos, sin imaginar que todo lo debian acaso a un punado de heroes anonimos que, en el momento justo, se jugaron la vida para salvar la civilizacion.
Y la ciudad, por supuesto, transmite un ritmo que se contagia.
La imagen del tatuaje de Rockabilly es la inspiradora de la apariencia de Suicide-Girl, de modo que su influencia podria ser leida como el foco de enfermedad que contagia sucesivamente a los personajes.
Culpa a la noche de tu risa que se corta en el desamor de las horas del mediodia que oscuro llega y se contagia con el humor negro de algo putrido que para y no llega jamas a lo elegido.
Se llama asi porque se contagia a los humanos a traves del cerdo, el puerco, el chancho o como le llamen en su pais a este animal y que muto geneticamente y ahora se contagia entre las personas.
Esta fantasia llevada a sus extremos --casi emparentada a un cuento de hadas-- inevitablemente contagia optimismo, amen de valorar la fiesta, el canto y el baile como rito de celebracion.
El profesor Martinez-Otero contagia a los lectores de ese entusiasmo suyo, humano y educador, que tan bien conocen sus alumnos y los que hemos sido companeros suyos en la apasionante aventura de educar a futuros educadores; el pretende, como los grandes maestros de todas las epocas, <<hacer de la Escuela un verdadero laboratorio>>, en donde esten armonizados la vocacion sin limites del maestro, el esfuerzo constante y generoso del discipulo, la comunicacion y colaboracion permanente de la familia, la consideracion positiva de la sociedad hacia los profesores, el apoyo real y efectivo de las Administraciones Publicas, de las Instituciones Privadas .