burele

burele

, burelage - A network of fine lines or dots, as on a postage stamp, is called burele or burelage.
See also related terms for network.
Mentioned in ?
References in periodicals archive ?
Por esto, en las tres corridas mas recientes de la actual temporada "grande", la bravura siguio brillando por su ausencia, con excepcion del encierro de De Haro y dos bureles de Rancho Seco, y a esas combinaciones armadas exclusivamente con toreros modestos--iguorando la clasica formula de poner una figura, otro en vias de serlo y un novel con cualidades--correspondio un publico aficionado a dos o tres apellidos, no a la tauromaquia, con entradas que no llegaron ni a 10 por ciento del aforo del coso (42 mil localidades).
Asi es, para hacer de nuestra vida un arte, una donosura, hay que aprender a capotear los riesgos que esta conlleva y los embates --"los hachazos" --que nos tira, al igual que las astas de los bureles.
Al margen de la produccion de Jordan, los otro cuatro titulares de los bureles solo combinaron para 24 puntos, incluidos cinco del alero Scottie Pippen y otros cuatro del croata Toni Kukoc.
Simplemente enfrentar un toro con edad, trapio y bravura seca, Curioso, de Barralva, cuya corrida de encaste espanol Parlade contrasto notablemente con las reses anovilladas que han prevalecido en esta y otras 19 temporadas, si bien solo dos bureles, el emotivo primero y el nobilisimo sexto, tuvieron transmision.
ritual es el antivillamelon que espera el jueves en la madrugada, que bajen de los camiones y de la luna a los bureles.
Contaba con una buena carga de aficion, que ponia en juego al perseguir a los menudos bureles que solia despachar luego de perseguirlos por todo el ruedo en faenas interminables en la que no faltaban pinceladas de clase.
Con todo, no obstante la peregrina idea de la empresa de que a mas trofeos mas asistencia, y la manirrota concesion de orejas por parte de los jueces, que otorgaron 44 apendices, un rabo y un indulto, ordenaron arrastres lentos y hasta vuelta al ruedo a los restos de varios bureles, autorizaron la lidia de innumerables novillotes manipulados de sus astas que en la pizarra aparecian como cinquenos y que jamas ordenaron la realizacion de un solo examen post mortem, la temporada 2001-2002 dejo resultados, no por predicibles menos reveladores.
Y eso nos permitio ver a dos bureles salir por una puerta usada para los cadaveres.
Los siete descastados bureles de Fernando de la Mora que salieron por toriles, sospechosos todos, a simple vista, de haber sido manipulados de sus astas, aunque gracias a la desaparicion de los post mortem nunca se sabra, acusaron de manera fehaciente "degeneracion en las condiciones de lidia".
Por supuesto que el vete-rinario --en esa su logica inentendible pero que conociendo sus entretelas mentales con este numero de toros algo se debe estar cocinando-- se corrieron ocho astados para cuatro diestros, lo que hace que los ultimos dos bureles sean vistos mas por terquedad que por ganas cuando es sabido que todo en la vida tiene sus ritmos y el de la fiesta es de seis.
El resultado: ni docilidad ni bravura, sino un desfile de mansos que exhibieron el animo y recursos de sus matadores, sin que a la postre ninguno lograra remontar la notable falta de emotividad de los bureles, en general escasos de presencia, sobre todo el sexto, sin trapio --buena planta, proporcion de hechuras-- y al que el publico pito ruidosamente, mas que por un celo torista, por el aburrimiento atroz a que lo habian sometido.
Ese trapio artificial se evidencia a las primeras de cambio, cuando esos "toros" --que aqui nunca ha pedido sino un sector colonizado que suena con bureles como los de Espana-- empiezan a perder las manos, a rodar por la arena, a acudir al caballo sin empujar, a dolerse al castigo recibido, a salir sueltos de las suertes y a pasar y pasar delante del torero sin que a la postre pase nada.