empleomania

empleomania

an obsession with public employment.
See also: Bureaucracy, Manias, Work
Mentioned in ?
References in periodicals archive ?
No es necesario costear a cien celebres notabilisimos de encarecidos servicios, y calidad dudosa, y a la insaciable y torpe burocracia escogida por ellos y que la empleomania oficial pagara a costa del erario.
Degeneraciones de orden psiquicas: emotividad e impulsividad, que han producido sesenta y cuatro revueltas armadas y once constituciones politicas; caracteristicas como la criminalidad colombiana, locura, neurosis, suicidios, fanatismos, sectarismo, carencia de personalidad, empleomania, funcionarismo, grandes familias; y sujetos reivindicadores, estafadores, toxicomanos (Lopez Jimenez, 1920, p.
Observa asimismo que los espanoles no desdenan los bienes materiales, sino la manera de adquirirlos, particularmente si requieren esfuerzo asiduo (78); de ahi la aficion a la loteria, la apatia industrial y la empleomania.
No hay burocracia--senalo--, tan solo hay empleomania.
Los partidos de la izquierda mexicana operan una tendencia ideologica influyente que pudiese evitar actos vergonzosos como los que he narrado, o son meros centros de empleomania y reparto de subsidios?
Cuestion nacional, cuestion social, laicismo o ensenanza religiosa, y empleomania, son temas que recorren el debate educativo durante todos estos anos.
El sistema patrimonialista basado en el compadrazgo, el aspirantismo y la empleomania comienza a ser un elemento que va en contra de la consolidacion de una institucionalidad administrativa estable y madura.
Bustos Domecq, se muestra como un perfecto oficialista y disfruta de aquello que a principios de siglo se denomino empleomania.
Otro ejemplo lo ofrece la manera como se disminuyo en muchos paises el exceso de empleomania en el sector publico.
Tras una fase de antagonismo entre nobleza y burguesia, el modo de produccion capitalista acaba asimilando al noble transformando a este en un burgues, o en un candidato a la empleomania del moderno Estado burgues.
Acerca de este ultimo punto, agreguemos que a mediados de siglo las autoridades enfrentaban el problema de la empleomania, es decir, la contratacion descontrolada de gente cercana a los politicos de turno, lo cual erosiono la calidad de la burocracia publica.
Porque las leyes sociales si son defendidas por los trabajadores no se cumplen y si son cumplidas por la fuerza consciente de los trabajadores no son leyes, son conquistas de la organizacion obrera: luego, el Estado y sus leyes, son instituciones inutiles y parasitarias que debieran abolirse, para concluir con la empleomania funcionaria, con la leyenda de las virtudes mejorativistas [sic] de la ley y del Estado.